lunes, 19 de enero de 2009

UNA TARDE POR EL CENTRO

Hola amigos
Dos razones hicieron éste viernes que fuera para el centro.
La primera, es que debía encontrarme con unos viejos amigos, que por cierto hacia un tiempo que no nos encontrábamos, en un pintoresco barcito de la Avda de Mayo, más o menos alrededor de las 12.30.
Almorzamos una buena pizza de muzarella, y charlamos bastante, …había mucho que contarnos y organizar, así que fue un encuentro que duro hasta las tres de la tarde, momento en que nos despedimos y cada uno continuo con lo suyo.
Yo, debía realizar la segunda actividad que tenia programada, tendría que ir a cobrar un trabajo, así que tenia que pasar por una editorial que queda en Paseo Colon para buscar un pago.
Pase, cobre, y mi excusa para visitar el centro ya había concluido. Entonces decidí quedarme vagueando un rato por allí, y entre a caminar.
Como siempre, lleve mi cámara de fotos, la saque del bolsito, y le empecé a sacar fotografías a todo,….edificios, gente, perros, coches, bares, todo vale, todo viene bien.
En eso decido ir a sentarme un rato a la Plaza de Mayo, que la tenia ahí a 3 cuadras, así que cuando llegue, elegí un banquito vacio que había allí, justo frente a la casa rosada, delante de unas horribles rejas.
En eso miro a mi izquierda, y veo que cruzando por Rivadavia, se viene una anciana, que en cuanto entra a la plaza una parva de palomas se le van acercando. En eso la viejita se acerca y se sienta justo en la otra punta del banco en el que estaba yo sentado.
La observo, y veo que de su gastada cartera saca una bolsita de maíz, la abrió muy despacito,….en eso las palomas la seguían rondando, y les empieza a tirar el maíz al suelo, o a dárselo con la mano. En un minuto eran como treinta palomas las que había allí.
La anciana me mira, se sonríe al ver que le devuelvo la mirada, y me comenta que hacer eso a ella la hacia muy feliz, y después entro a desvariar un poco, yo solo sonreía y miraba.
Al rato se levantó y me saludo muy amablemente, haciéndome como una pequeña reverencia, con sus manos por detrás, a lo cual le respondí el saludo inclinando hacia abajo mi cabeza. Esta demás decir que se llevo consigo el sequito de palomas que la seguían.
El día estaba soleado, con algunas nubes, pero muy caluroso, me quería quedar un rato mas, cierro los ojos para tomar un poco de sol, y cuando los abro una pareja de extranjeros, rubios y altos ellos, me saludan y me dicen algo en un castellano a medias,…la señorita me pregunta que plaza era esta, entonces le digo que están en la Plaza de Mayo, a lo cual el muchacho dice ¡Ah, plaza maio!, sí les digo, y la chica me responde muy contenta ¿Abuelas?,……no se, respondo, hoy no están, creo que están los jueves, a lo cual me hace un gesto como de ¡que lastima!......
Les sigo diciendo que lo que ven a sus espaldas era la Casa Rosada, lo que estaba en el medio de la plaza era la pirámide de Mayo, y la casa que esta mas atrás es el cabildo.
Estaban felices, la chica me decía que conocer Buenos Aires para ellos era muy lindo, me sonrío, ellos también,… me saludan, y agradecidos siguen su camino.

Nuevamente me dispongo a cerrar los ojos pero antes miro la hora,¡nooooo!, las cinco y media, pasó volando el tiempo, entonces decidí regresar, pero antes quería pasar por la comiquería, en eso el cuerpo manda, por mas que quiera ir a casa el cuerpo antes me lleva a la comiquería, donde siempre termino dejando algo de dinero…….
Esta vez me compre un libro de Larcenet “La línea de Fuego”, muy bueno!, es una historia de guerra en donde el protagonista es Vincent Van Gogh. Como todo lo de Larcenet, me encanto a primera vista y lo compre, así que me volví en el colectivo leyendo la historieta.
Llegue a casa a eso de las ocho, mi mujer ya había llegado de trabajar, así que prepare unos mates, la invite a que me cebe, y empecé a bajar las fotos a la PC,….una vez que terminé me puse a hacer este dibujito postal de la Plaza de Mayo y la Casa Rosada.

Bueno amigos, espero no haberlos aburrido contándoles, de mi paseo por la tarde en el centro de Buenos Aires.

Les dejo un gran abrazo a todos.

5 comentarios:

Fer dijo...

Hola Fabián!
me sentí absolutamente identificada con este paseo, es un recorrido habitual que hago, no sólo por las editoriales, sino por eso de los amigos... llevo trabajos y visito amigos que trabajan o viven por ahí... y aprovecho para pasear, mientras espero la hora del encuentro, saco fotitos, dibujo, miro...
es muy lindo, para vos es "el centro", para mí sigue siendo "Buenos Aires"...la ciudad enorme, la ciudad-mundo...
un abrazo!
Fer

javier suppa dijo...

buenisimo fabi exelente muy linda anecdota,eso se llama disfrutar de un dia copado.
abrazo grande y nos vemos

NARF! dijo...

muy bueno tu blog
entretenida tu historia , y buenisimas tus ilustraciones
saludos!!

Aleta Vidal dijo...

que lindo, me ancantan estos laburos. saludos! :)

Fabián Mezquita dijo...

Hola Fer, claro, uno esta encerrado todo el tiempo, entonces cuando sale, disfruta del dia con todo, ve amigos, pasea, saca fotos, escribe, todo es bueno.....
Gracias por pasarte...

Javi! asi es, encima estaba soleado.....un buen dia de verano....
Abrazo grande.

Narf, muchas gracias, me alegro que te haya gustado....
Saludos grandes!

Aleta, gracias por pasarte de vez en cuando, sabes que a mi tus laburos me encantan, aplicas el color de una manera espectacular, me alegro que mis trabajos te gusten....
Te mando un abrazo....